Feeds:
Entradas
Comentarios

El origen del nuevo orden mundial (Jalife)

DA CLIC EN EL ENLACE O LINK:

https://youtu.be/Vz2iCZ5Ak5Y

Hay que escuchar consejos sobre la elección de pareja; pero siempre la decisión final es nuestra, muy nuestra, y ha de ser, por ello, libre de coacción o de presiones. Mientras no se sienta la libertad de elección, no se ha de dar el paso a formalizar un matrimonio.

El mayor error de los adolescentes en el noviazgo es centrar su vida en el él o en ella. Eso provoca el fracaso. Te vuelves “adicto a esa persona”. La joven se siente “acosada”, perseguida, “ahogada” (sin libertad), o, en el caso de él, siente que ella no tiene más miras que él, y eso lo ahuyenta, le aburre, percibe pocos valores en ella. Lo que empezó como una relación de amistad se convierte en una posesión. ¡Cuántos jóvenes tienen ya esa experiencia!

Cuanto más centres tu vida en tu pareja, menos atractivo le resultas. A las personas nos gusta que los demás tengan otros intereses culturales, deportivos, familiares y hobbies sanos: pintar, cantar, bailar.

Sean Covey escribe: “Cuando oigo decir que algunos adolescentes tienen relaciones sexuales porque no pueden controlar sus hormonas, se da por hecho de que eres incapaz de controlar tus impulsos. No somos perros en celo. Un adolescente relata: Mi exnovia quería tener relaciones sexuales, pero yo me negué. Ella no dejaba de presionarme y eso me confundía mucho. Ella me gustaba –literal-. Supongo que consiguió lo que quería con su siguiente novio, aunque terminaron. El mes pasado me dijo que yo era el único chico que respetaba a las mujeres y no las usaba. Añadió que quisiera seguir conmigo”.

Claves para un noviazgo perdurable:

  1. No tengas novio demasiado pronto. No salgas con cualquiera; conoce a la gente antes de ponerte a su alcance. Sal con gente de tu edad, en grupo.
  2. Conoce a muchas personas. Nunca salgas con la misma persona dos veces seguidas. No te comprometas fácilmente.
  3. Fija tus propios límites. Si una persona tiene mala reputación, no salgas con ella.
  4. Evita situaciones comprometedoras como son quedarse solos en un departamento, beber, usar droga, o cuidar niños si los padres no están presentes.
  5. No quitarse la ropa ni ponerle las manos encima a alguien.

De todas las decisiones que tomarás en la vida, ésta quizás sea la más importante. No elijas a lo tonto con quien vas a salir; no uses el sexo como un juego porque no lo es. Muchas mujeres han quedado estéril por tomar pastillas anticonceptivas. Debes ser selectivo con las personas con quienes sales, divertirte sanamente sin alcohol ni tabaco, donde una de dos personas que lo frecuentan, mueren por sus consecuencias.

Si eres un adolescente sexualmente activo, corres un riesgo de uno entre cuatro de contraer enfermedades de transmisión sexual en el año en curso. La sexualidad en sí no es mala ni incorrecta, antes bien, es maravillosa en el momento oportuno y con la persona adecuada, y esa situación es el matrimonio. El Papiloma es la segunda causa de muerte por cáncer entre las mujeres. Ese virus infecta las mucosas, y las jóvenes son el grupo más vulnerable. Pueden pasar años sin que la persona infectada se entere; también produce verrugas genitales en hombres y mujeres. Estas verrugas pueden crecer y doler mucho. Aunque es tratable, tanto el papiloma como el herpes son incurables. El SIDA es la enfermedad de transmisión sexual más mortífera. En Estados Unidos es la principal causa de muerte entre los afroamericanos varones, entre 15 y 44 años. El 80% del contagio es por vía sexual. En Estados Unidos se ha formado una cadena de contagio que forman una red gigantesca.

La píldora anticonceptiva y el condón pueden fallar…, suelen fallar. Por eso millones de adolescentes quedan embarazadas cada año en todo el mundo. Si eres sexualmente activo (a), es probable que dejes embarazada a tu pareja o te quedes embarazada. Muchos no vislumbran esta opción. Si dejas embarazada a una chica, ¡eres padre! Te cases o no con ella, ¡el niño es tuyo! Tendrás obligaciones con este niño de por vida. ¿Estás listo para ser padre?

También hay graves riesgos emocionales, como las decepciones, el arrepentimiento, el sentimiento de culpa y la depresión. Nunca podrás tener contacto físico con alguien sin que afecte tus emociones, por consiguiente, “el sexo seguro” no existe.

Los fundamentos que debe tener un noviazgo tienen una raíz con tres bases: Fíjate en qué cree la persona amada –es fundamental que crea en el Dios verdadero y le dé su lugar y su tiempo-, qué espera de la vida, de ti, de sí, y qué ama (a sí mismo, a los demás, la ecología, la lectura, la pureza o la lujuria, el poder a costa de lo que sea, el deporte, las actividades culturales, etc).

Consultar: blog: https://amorynoviazgo.wordpress.com/

Se recomienda: www.amorynoviazgo1.blogspot.com

 

Chistes 2

Una niña le preguntó a su mamá por qué le estaba saliendo cabellos blancos. Su mamá explicó: Cada vez que te portas mal y me haces llorar o me pones triste, un cabello se me vuelve blanco. La niña observó:

– Mami, ¿por qué todos los cabellos de mi abuelita están blancos?

Un niño de tres años fue a ver con su papá una camada de gatitos recién nacidos. De regreso le informó a su mamá que había dos gatitos y dos gatitas. La mamá le preguntó: “¿Cómo supiste?”. Papá los levantó y los miró por debajo…creo que allí tienen la etiqueta.

Hay cosas que puede obstaculizar la buena marcha de un matrimonio, como la falta de comunicación y la ignorancia de qué es el matrimonio y la sexualidad, pero para empezar el primer consejo sería: saquen la televisión de su recámara. El televisor aísla, recorta la comunicación.

Uno de los grandes retos de la familia actual es tratar de comer juntos y tener momentos de conversación. Al menos se ha de procurar hacer una comida al día juntos, ya que vivimos bombardeados por trabajos y entretenimientos que puede quitar estos preciosos momentos del arte de convivir en familia y con los hijos. Hay que planear los temas de conversación (temas actuales, trabajo, estudio, amistades, historia, lecturas, deportes, exámenes, etc.) y saber preguntar a cada uno cómo le fue durante el día e interesarse por los detalles más pequeños.

Es patente que muchas personas ven hoy el matrimonio como un modelo más, e incluso la cuestionan como una concepción arcaica, lo que en realidad es el designio de Dios para la unión del hombre y la mujer. La verdad sobre la familia está inscrita en el corazón humano. La paternidad y la maternidad nos dicen quiénes somos, cada uno y cada una. (cfr. Fernando Ocáriz, Carta 4 VI 2017).

Muchos desconocen que es intrínsecamente mala toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio, hacer imposible la procreación. (Cfr. CEC 2730).

Es imposible creer en la santidad de la vida humana y a la vez creer en el derecho a la contracepción. Con certeza se ha demostrado que la mentalidad anticonceptiva siempre conduce al aborto. Un matrimonio que usa métodos anticonceptivos no naturales no debe acercarse a comulgar.

Hay matrimonios que viven la abstinencia y otros que usan el método Billings porque tienen un motivo para evitar a los hijos, método que exige cierta disciplina de parte de los dos.

Lo que se pretende es que la pareja sea feliz y se vea con amor, y no que uno al otro se vean como cómplices. Es muy importante orar porque orar es amar.

Afirmar que Dios es Creador es decir que gobierna este mundo, es decir que está presente en la Historia. Si nos quedamos en que Dios ha creado un mundo bonito, nos quedamos en un cuento de hadas. Este mundo no es Disneylandia; hay quienes aspiran a vivir en Disneylandia, entretenidos. Hay quien sólo piensa en divertirse, en pasarla bien, y piensan que estamos en el paraíso terrenal. No estamos para divertirnos. Tenemos un papel en esta historia de pecado. Si quiero Disneylandia y la vida no es así, vivo en una frustración constante. El problema de nuestros contemporáneos es que quieren hacer de este mundo Disneylandia, cuando aquí está pasando algo, estamos llamados a colaborar en esta batalla espiritual, en este campo de trigo y cizaña.

Nuestro futuro está condicionado a que tengamos dos cosas: piedad y doctrina cristiana. Tener piedad consiste en tener prácticas que acercan a Dios, como la Santa Misa, el rezo del Rosario y la oración mental. Tener doctrina es, en resumen, conocer el Catecismo de la Iglesia Católica y los rudimentos de la Teología.

 

La traición del político mexicano

DAR CLIC EN EL ENLACE SIGUIENTE

https://youtu.be/ThD4EE4p4XI

 

Sólo Jalife tiene la valentía de hablar claro

La pareja es misterio de entrega y de acogida. Cuanto más perfecta sea la entrega y la acogida, mejor, sino es así, se darán fracturas. Ser una sola carne es entregarse, darse, acoger, recibir. Es el primero de los pilares de un matrimonio. ¿Qué se entrega? El cuerpo, el tiempo, el afecto, el pasado, el futuro y una lista larga. Tú tienes un pasado, y la Biblia dice que ser pareja es un misterio de entrega y de acogida. Entregas lo que eres.

No se puede entregar sino lo que se es y lo que se tiene. En esta entrega, destaca el papel del pasado, porque existen ilusiones, percepciones falsas, como cuando pones en una olla agua caliente; en otra, agua helada y en otra, agua tibia. Y luego metes una mano en la fría y otra en la caliente, y luego metes las dos en la tibia; a una mano le parece fría y a la otra le parece caliente el agua tibia. Es una ilusión.

El maquillaje también es una especie de ilusión óptica. La ilusión óptica que padecen muchos es que se les olvida que cuando se unen en matrimonio, acogen toda la vida de esa persona; con su pasado, presente y futuro. Hay gente que no ha asimilado su pasado, entonces cargan una “pequeña caja de monstruos”. ¿Qué traes en tus cajas? Hay una caja que no se ve, es la “caja de los monstruos”, hay gente que ni siquiera sabe que existe. Allí hay heridas y traumas del pasado. Hay hombres que tienen una dependencia de la madre, o fueron hijos no deseados. El matrimonio implica la aceptación de todo el paquete completo. Si uno no se conoce a sí mismo no sabe con qué equipaje llega al matrimonio.

Hay gente que pisa fuerte y carga muchas inseguridades. Una inseguridad típica del hombre es: ¿será que soy varón? El hombre vive esas dudas que son monstruitos presentes. Esos monstruos no van a desaparecer porque se les desconozca. Pasa el tiempo y engordan. Los métodos artificiales de anticoncepción son el método más eficiente para evitar niños y para evitar conversaciones, porque el método artificial pone una barrera entre el hombre y la mujer. La T metálica (DIU) es abortiva porque impide la anidación. Cualquier objeto que se ponga entre el hombre y la mujer facilita el placer rápido y hace desaparecer la comunicación. Todo lo que frene el diálogo hace crecer los monstruos. En cambio los métodos naturales obligan al diálogo: son métodos de escucha profunda del cuerpo de la mujer.

La falta de comunicación provoca desastres. Cuando la sexualidad funciona de esa manera los monstruos siguen creciendo y un día revientan la caja y empiezan a caminar por la habitación. Un monstruo le dice al varón: “¿Será que eres hombre? ¿Puedes conquistar a esa edad, con esa panza…? Quizás sí, quizás no, pero tienes una tarjeta de crédito”. Entonces el hombre reactiva un radar que es el terror de las mujeres casadas, que dice: “Presa a la vista”. Lo peor que le puede pasar a una pareja es que deje “engordar” a un monstruo. A la mujer también le entra otro monstruo: ¿Aún me ama mi marido? Se siente insegura; duda de si la aman o no, y empiezan los celos. Empieza ese proceso que se llama esculcar en las cosas del marido. La mujer sufre en silencio.

Los psicólogos no acaban de entender la crisis del séptimo año, y es que al séptimo año los monstruos ya no caben en la caja. ¿Había alimento para todos? Sí. ¿También para los monstruos? Sí. Ella no se da cuenta de que en el closet están engordando las cosas que trajeron del pasado. Deben hablar de sus temores y de sus inseguridades. Además están cansados de tanto trabajar para tener lo último de lo último. Llegan cansados por la noche y no hay comunicación.

El principal problema de muchas parejas es la falta de comunicación.

Anécdota

En clase de dibujo le preguntó la profesora de Kinder a una niña:

– ¿Qué dibujas?

– A Dios.

– Pero a Dios nadie lo ha visto -. Sin pestañar ni levantar la vista, la niña contestó:

– Espera un minuto y lo verás.