Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘literatura’ Category

El encuentro con un libro supone para millones de personas el umbral de entrada al mundo de la verdad, de la belleza y de la libertad. Tiene mucha importancia el cultivo de la inteligencia y la preparación cultural en la formación de la personalidad. La lectura incide en la capacidad de comunicación oral y escrita, lo que permite una participación más inteligente en la vida social.

El cultivo de las humanidades ayuda a adquirir hábitos de contemplación estética o intelectual: una cultura profunda favorece el desarrollo de una razón que no sólo hace, sino que también considera y contempla. La Literatura, la Historia, la Filosofía, el Arte y tantas otras disciplinas, cultivan aspectos de la inteligencia o de la sensibilidad importantes para el desarrollo humano.

Las grandes obras literarias de Fedor Dostoievski, Miguel de Cervantes, León Tolstoi y de otros, ayudan a conocer la psicología humana más que un tratado de Psicología.

Un educador de nuestro tiempo recomendaba a los adolescentes que leyeran buenas novelas sobre el amor, de ese modo adquieren experiencia de cómo se puede conocer al verdadero amor del falso. Una chica que ha leído 40 historias de amor, tiene ya 40 experiencias, riqueza que no dan las telenovelas. No nos referimos a las novelitas ilustradas –que quedan sólo en emociones y sentimientos-, sino a los libros con calidad literaria.

Lecturas de calidad

Las personas que han leído autores clásicos, con cierto orden y tiempo para reflexionar, tienen una visión más penetrante de la realidad. Leer autores valiosos alza el nivel del pensamiento. Convencer no es vencer, es más bien implicar a otros en un esfuerzo común por conocer la verdad.

Leer ayuda a matizar, a razonar y participar en el debate cultural que se refleja en los medios de comunicación y en la vida diaria. Además, la buena literatura, clásica y contemporánea —narrativa, dramática, poética—, ha contribuido siempre a la formación ética y a la educación de los sentimientos, aspectos esenciales de la madurez humana.

Los grandes libros permiten compartir experiencias de gran valor; permiten conocer personalidades como la de Hamlet o la de don Quijote; descubrir, a través de las mitologías antiguas, tentativas de respuesta a interrogantes existenciales; disfrutar con el amor a la naturaleza que late en las novelas de Tolkien; acercarse a la Roma de Nerón con Henryk Sienkiewicz; penetrar en el proceso de una conversión como en Las Confesiones de San Agustín, o en la búsqueda de sentido de Viktor Frankl.

A continuación citamos algunos libros que pueden ser parte de una biblioteca.

De Oscar Wilde: La importancia de llamarse Ernesto, El ruiseñor y la rosa, El Príncipe Feliz (cuentos).

De Martín Luis Vigil: La muerte está en el camino, La vida sale al encuentro.

De Manuel Tamayo y Baus, La locura de amor (sobre Juana la Loca).

De Von Chamizo, El hombre que perdió su sombra (cuento alemán).

Otros libros:

Eugenia Grandet / Honorato de Balzac

La protagonista de esta obra es hija de un rico y avariento burgués. Posee firmeza de carácter y piedad. A la muerte de sus padres se convierte en el centro de las ambiciosas pretensiones de los mejores “partidos” de Saumur. Es un personaje sencillo y animado por una inextinguible vida ideal.

Jane Eyre / Charlotte Brontë

Jane es una huérfana que conoce el egoísmo de los parientes ricos y la dureza de los institutos de beneficencia de su época. Aunque la trama está embebida de ingenuidad, Jane vive en el tiempo porque es un personaje “vivo”, ardiente y rebelde, profundamente religiosa pero dispuesta a denunciar la hipocresía de las convenciones de su tiempo.

Rebeca / Daphne Du Maurier

Pocos personajes hay en la historia de la literatura que tengan tanta intensidad como Rebeca. Es la protagonista absoluta de la novela, aunque murió hace años y su cadáver yace en el fondo del mar. Pero está omnipresente y marca a todos los personajes que habitan en la casa en la que ella vivió.

Daisy Miller / Henry James

Daisy es una muchacha americana, bella y rica, que suple con desenvoltura la falta de una educación refinada. Independiente, llena de sinceridad y de coquetería lleva consigo la naturaleza y las costumbres de un mundo nuevo, pero la sociedad de la vieja Europa da la voz de alarma y en torno a ella se hace el vacío. La figura de Daisy Miller es una de las mejores imágenes femeninas de las que James ha narrado la vida interior.

La Celestina / Fernando de Rojas

Celestina es lo que comúnmente se conoce con el nombre de “alcahueta”, pero también es la personificación de la brujería y variadas astucias al servicio de su profesión. La grandeza de Celestina fluye de la misma realidad, de sus rasgos simultáneamente repugnantes e impregnados de simpatía, de gracia de mujer de pueblo, de prudencia proverbial y de pedantería erudita. Es una obra fuerte pero el bien y el mal quedan muy claros.

Antígona / Sófocles

Los dos hermanos de Antígona mueren uno a manos del otro. El nuevo tirano de Tebas, su tío, entierra a uno y niega la sepultura al otro, y amena de muerte a quien lo haga. Antífona cumple con lo que cree que es su deber desafiando a la muerte.

Antonio de Saint-Exupéry / El Principito

El Principito es un cuento poético que viene acompañado de ilustraciones hechas con acuarela por el mismo autor del libro. En él, un piloto se encuentra perdido en el desierto del Sahara, después de que su avión sufriera una avería, y para su sorpresa, es allí donde conoce a un pequeño Príncipe venido de otro planeta. “No importa en que desierto metafórico nos encontremos en el transcurso de nuestra vida, siempre hay un pozo oculto que la riega y la hace florecer”. Para encontrarlo debemos ver más allá de las cosas materiales y de nuestra situación, e ir directamente al corazón de la vida. Ya que “sólo con el corazón se puede ver bien; lo esencial es invisible para los ojos”.

Francis Bacon afirmaba que “la lectura produce personas completas; la conversación, personas dispuestas, y la escritura, personas precisas”.

“Lee y conducirás, no leas y serás conducido”, decíamos en el título; y efectivamente, si no lees, si no razonas, pronto serás conducido por el ambiente, por otros, o por tus propias pasiones y egoísmos.

Anuncios

Read Full Post »

Leer y escribir es un ejercicio que ayuda a abrir la mente, Leer nos cambia la vida; nos hace soñar, cuestionar y vivir. No tenemos el hábito de la lectura, se nos olvida que los libros, la cultura y el conocimiento son necesarios para pensar, para ser ciudadanos antes que otra cosa y para actuar en pro de una mejor convivencia y el bien común.

Si no ofrecemos calidad en la educación no avanzará nada, ni la ciudadanía, ni la democracia, ni la economía, ni la unión de las clases sociales. No concibo la educación de calidad sin la lectura. La lectura es detonadora de cambios sociales y herramienta indispensable en la formación del capital humano. La acción de leer lleva a incrementar la cantidad de conocimientos de cualquier persona, aunque no haya pasado por las aulas. La lectura es una fuente de sabiduría que nos da palabras para entender mejor los sueños y la realidad.

Por ello insistimos una y otra vez en apagar la TV y tomar un libro, de preferencia sobre humanidades para entender mejor lo que pasa en la sociedad y para rebelarnos contra ella hasta hacerla más humana. Es bien sabido que la gran mayoría de mexicanos no lee. Y que los que leen tienen mayor posibilidad de ser los mejores ejecutivos y los mejores líderes sociales, por la sencilla razón de que tienen la capacidad de confrontar las ideas y las técnicas y experiencias de otros con su realidad. El que no lee casi nada entiende. Su mundo se reduce al trajineo diario, al excesivo gasto de energía para llevar la comida al hogar para después descansar frente a la caja idiota.

Vivimos aun en la cultura del empirismo, esa doctrina que admite que la fuente del conocimiento es la experiencia personal. Somos ciudadanos de apenas cien palabras, sin faltar los aumentativos y los diminutivos. Para los jóvenes de las universidades privadas todo está padrísimo y para los pobrecitos de las normales rurales todo está jodidísimo.

Si son pocos los que leen por placer –diferente a leer por obligación, como en las escuelas- son garbanzos de a libra los que tienen el tiempo y la costumbre de sentarse a escribir y organizar sus ideas. Son una minoría frente a los que pasan horas y horas frente a la TV-basura como espectadores pasivos. Si esas horas de placer frente a la TV y a los videojuegos las dedicaran a leer por placer y por interés -y por prepararse- otro gallo nos cantara como pueblo.

Si algo identifica y une a los jóvenes de hoy es la música y la pereza mental. Lucen atrofiados. Parecen aceptar la realidad que los rodea, especialmente los de las clases sociales altas, donde el dinero no es el problema, sino el sentido de la vida, y los de las clases donde por no haber suficiente dinero debiera reinar la inconformidad. La tibieza perece dominar en ambos extremos. Lucen anestesiados, aburridos, sin esperanza. ¿Cuántos quieren modificar su realidad? ¿Cuántos están preparados para hacerlo y ascender a una vida lograda? ¿Cuántos sabemos diferenciar una opinión de un chisme o rumor, ya no digamos de un hecho?

Antes los rebeldes intentaban cambiar la realidad con las armas, o por la fuerza. Ahora solo quedan como armas las palabras y las ideas, y ambas se adquieren leyendo. Ya no hay revoluciones ni tomas de palacio.

El que lee cuestiona todo el montaje. La mayoría de la gente que desprecia la lectura se asombraría de saber hasta qué punto el dominio de la palabra otorga un poder que no cabría atribuir a una herramienta tan humilde. De hecho, hoy, más que nunca, estamos gobernados por palabras. Desaparecidas, o en estado de gravedad extrema, las ideologías, los políticos nos gobiernan a base de su lenguaje y sus códigos. Por lo general, no ganan las elecciones los programas, sino las jergas”. Cabe decir que jerga es el lenguaje especial que usan los individuos de ciertas profesiones y oficios liberales, como los políticos, los periodistas, los abogados.

En política toda palabra, pensada o no, –como decir chachalaca, por ejemplo- es importante, tanto lo que quiere decir como la forma e intención con que se diga. En boca cerrada no entran moscas, pero son pocos los políticos que entienden la jerga.

Leer es la forma de rebelión más eficaz en los tiempos que corren. Mantener a la gente en la ignorancia es un mal negocio para la sociedad pero buen negocio para los hombres del poder. Por ello el auge alcohol y la droga. Es explicable que el juego de azar y el deporte estén más presentes que nunca en la sociedad actual.

Tenemos una sociedad anegada por la industria del entretenimiento. Vivimos una cultura de masas, con una educación más pragmática que reflexiva, donde lo light es lo que rifa, donde priman las emociones, las sensaciones y las pasiones. Sus productos, por tanto, nacen desde esta lógica descafeinada. Asistimos a una infantilización de la sociedad, a una auténtica regresión donde todos los órdenes de la vida se viven desde una posición infantil: desde el trabajo  se confunde con el ocio en algunas oficinas. Mediante la lectura podríamos cambiar muchas vidas y muchos modelos de vida. Es mucho más fácil comprender el mundo, a los otros y a nosotros mismos después de haber leído El Quijote, o a Shakespeare.

Francis Bacon afirmaba que “la lectura produce personas completas; la conversación, personas dispuestas, y la escritura, personas precisas”.

Read Full Post »

Sharik

Alexander Solyenitzin narra un cuento publicado en 1978:

En mi patio un chico tiene encerrado a su perro, Shanik. Lo tiene así desde que era un cachorrito. Una vez fui a llevarle huesos de caldo humeante y aromático, pero justo en ese momento el chico soltó al pobrecito.

La nieve en el patio era copiosa y blanca. Sharik, lleno de júbilo, da vueltas por el patio, salta como una liebre, el hocico lleno de nieve, corre por todos los rincones, del uno al otro… Se me aproxima, todo velludo, salta alrededor de mí, huele los huesos y vuelve a correr.

“No necesito yo tus huesos… denme solamente la libertad”.

 

Read Full Post »

La Bella Durmiente

Estas son las películas que la niñez actual deberían ver: buena música y una historia hermosa; ayudan a distinguir el bien del mal porque los buenos son virtuosos y llevan colores claros y alegres –como el caballo banco del príncipe-; el mal, en cambio, afea el alma; los soldados del mal tienen un aspecto exterior feo y se complacen en hacer daño. Esto ayuda a los niños a comprender, a través de símbolos, que hay que distinguir el bien del mal.

Esta película se realizó en 1959. Búscala en YouTube.

https://youtu.be/gH1BKXWYTDA

Read Full Post »

Es una versión latinoamericana y se puede bajar con iTunes, iBooks, Amazon Kindle, y Google Play.

¡Es gratuita! Aprovecha!

Read Full Post »

Los fantásticos libros voladores (dura 15 min)

https://youtu.be/BVtI0Yb_Enc

DETALLE: Al leer las personas se vuelves de colores en vez de grises (al final)

Read Full Post »

Sobrevivir para contarlo

           

Libro recomendable:

Sobrevivir para contarlo, Immaculée Ilibagiza.

Immaculée es una de las sobrevivientes del genocidio en Ruanda en 1994. Estuvo 91 días escondida en un baño pequeño… ¡Vale la pena leerlo!

Read Full Post »

Older Posts »