Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘virtudes’ Category

Todos queremos ser felices, Aristóteles dice que “la verdadera felicidad consiste en hacer el bien”.

La gente no vale por lo que es ni por lo que sabe, sino por lo que decide. Un ingeniero fue llamado a componer una Computadora compleja y costosísima. Apagó la PC, sacó un destornillador, le dio vueltas a un pequeño tornillo y la PC quedó en perfecto estado. Cobró mil dólares. El dueño le dijo que porqué tanto. Contesto: “diez dólares por venir y apretar el tornillo. 990 dólares por saber qué tornillo apretar”.

Las dos columnas que sostienen la creación son el trabajo y el matrimonio, se puede leer en el libro del Génesis. Para hacer las cosas bien se necesita el amor y la técnica.

A una señora se le planteó tomar un curso sobre novísimos. Dijo:

– ¿Para qué, si ya tengo esposo?

– Los novísimos no tratan del novio sino de lo que viene después: muerte, juicio, cielo, infierno, purgatorio.

Ella entonces aclaró:

– Es que tengo una formación cristiana muy básica.

Cada generación sostiene la historia en sus propias manos. Esta generación tiene toda la generación futura en sus manos. El mundo está lleno de tecnología y hay poca fe. San Juan Dice: Esta es la victoria que vence al mundo, nuestra fe (1 Jn 5,4). Estamos entrando a una época de oscuridad sin precedentes. Siempre hay que preguntarnos: ¿Qué tiene que ver esto con la Historia de la salvación?

Quien conoce las verdades de la fe en profundidad tiene más facilidad para hacer oración. Ayer, hoy y siempre, la ignorancia religiosa es el mayor enemigo de Dios. Entre más conocemos a Dios más lo podemos amar y mientras más lo amamos más deseos tenemos de conocerlo y hacerlo conocer.

Alejandro Llano dice que la filosofía se encuentra estrechamente relacionada con la vida espiritual, aunque sólo sea porque ambas tratan de realidades que no se ven (Olor a yerba seca, p. 526). Una vocación facilita y apoya a la otra.

La formación espiritual, la formación apostólica y la formación profesional necesitan el fundamento de la formación doctrinal-religiosa. Es necesario conocer a fondo la doctrina cristiana. La falta de doctrina tiene una gran repercusión. Influye en el modo de tratarse uno mismo y de tratar a los demás, en el trabajo profesional, en el modo de elaborar leyes, en el noviazgo y en la vida matrimonial, en lo que se elige para entretenerse y en el modo de divertirse. Hoy, la gente joven no se sabe divertir. No tienen inventiva, sólo se les ocurre acudir al alcohol, a la droga o practicar deportes extremos. Entonces, hay que ir más lejos en la formación de la inteligencia y en la formación cultural para poder razonar con más conocimiento de causa. Pero para eso hace falta que el alma quiera formarse. Hay que aprender a leer, con sacrificio. Esa continuidad supondrá un gran beneficio.

Chesterton decía: “la desgracia de nuestros contemporáneos no es que no crean en nada, sino que se lo creen todo”. El abandono de la fe no ha llevado a las masas a la razón sino a la superstición, no al ateísmo sino a la idolatría. Sabemos que la ignorancia es el mayor enemigo de la fe y el mayor obstáculo para la Redención. Entonces el mayor servicio que podemos hacer es dar doctrina.

Cada uno es responsable de cómo alimenta su inteligencia. Ilusionarse, estudiar constantemente, pedir consejo sobre libros para tener un plan de formación intelectual y doctrinal. Necesitamos conocimiento para saber hacer bien el trabajo y el apostolado.

Read Full Post »

Tomás Edison

A los ocho años y medio Tomás entra a la escuela. Después de estar asistiendo tres meses, Tomás regresó triste pues el maestro le había dicho que era “estéril e improductivo”. Nancy, su madre, le dijo que no se desanimara, que poco a poco iría superando las dificultades.

Un día el pequeño Tomás Alva Edison regresa de la escuela a su casa, y le entrega a su madre un papel, a la vez le dice: “Mi maestro me dijo que sólo tú puedes leerlo”. A su madre se le llenaron los ojos de lágrimas mientras leía, y luego leyó en voz alta:

“Señora, su hijo es un genio. Esta escuela es demasiado pequeña para él y no cuenta con los recursos necesarios para atenderlo. Por favor, encárguese usted personalmente de atenderlo”.

Relata: “Mi madre siguió al pie de la letra ese consejo”. Cuando murió, muchos años después, Edison pudo revisar los papeles que dejó y se encontró con el mensaje del profesor de su escuela, que decía:

“Señora, su hijo es mentalmente deficiente. Esta escuela no tiene la capacidad de atenderlo. Por favor, atiéndalo usted misma”.

Empezó a vender diarios y a hacer lecturas científicas. Un día, tras salvar la vida de un niño en las vías del tren, en Port Huron, el agradecido padre del niño, telegrafista de la estación, le enseñó clave morse y telegrafía. A los quince años obtiene su primer trabajo como telegrafista. Luego creó un instrumento para el recuento mecánico de votos. Después de varios trabajos, inventa el fonógrafo. En 1876 establece una “fábrica de inventos”.

Se asocia con J.P. Morgan para fundar la Edison Electric, después Morgan le quita sus acciones para fundar la General Electric.

Hizo el primer sistema de alumbrado con 53 focos. Sus aportaciones al mundo del cine también fueron importantes. Con el tiempo, Edison patentó más de mil inventos. Es el inventor más prolífico de la historia.

Unas palabras positivas pueden cambiar toda una vida. Espera de tu hijo o de tu hija cosas buenas, ¡ten esperanza en él y responderá!

Read Full Post »

adol-girl-15715_960_720El descanso, por definición, es pausa en el trabajo o en otra actividad para reponerse del cansancio. Es descanso proporciona tranquilidad o alivio de una preocupación o dolor.

¿Cuál es mi actitud ante el descanso?… Todos necesitamos descansar para tener una vida equilibrada. Existen dos extremos en el descanso: uno, consiste en descuidarlo o despreciarlo, pensando que no se necesita, o que descansar es falta de fortaleza. Despreciar el descanso implica no conocer la condición humana. Algunas veces puede ser una forma de soberbia o de desorden. No se nos va a juzgar por el número de cosas hechas, sino por el amor a Dios y al prójimo puesto en ellas. Otro extremo consiste en excederse en el descanso.

Hay que aprender a descansar, primero en Dios, quien nos dice: “Venid a mí todos los fatigados y agobiados, y yo los aliviaré” (Mateo 11, 28). El libro del Génesis dice que Dios descansó el séptimo día. El descanso forma parte del designio divino, y en esto Dios quiere que lo imitemos: “Seis días trabajarás, pero el séptimo día es de descanso” (Éxodo 20,10). El descanso está íntimamente unido al culto divino y a la santificación.

Tras una excesiva irritabilidad o susceptibilidad, hay cansancio.

Don Julián Herranz escribe: “Descansar, nos decía, es un acto de caridad con los que viven con nosotros, porque los que no son capaces de soportarse a sí mismos acaban volviendo incapaces a los demás de soportarlos a ellos”.

No se debe identificar el descanso con la inactividad. Descansar implica cambiar de ocupación: leer, hacer deporte, visitar un museo, tomar un curso, estudiar, practicar un arte, dibujo, canto, pintura… Las posibilidades son innumerables. Muchos necesitan ir al campo para descansar. Otros descansan visitando centros comerciales o viendo películas. Por cierto, la de Los Miserables (musical), es óptima

En algunos ambientes la diversión es la meta de la existencia. Muchos jóvenes no se saben divertir y, por imitar a otros, beben mucho. Como dice Cantinflas: “Para las muchas penas, las copas llenas. Para las penas pocas, llenas las copas”. Otros, matan el tiempo. Dice Cantinflas: “Trato de matar el tiempo antes de que el tiempo me mate a mí”. Es necesario tener iniciativas y pasarla bien con cosas sencillas.

En algunos ambientes la diversión es la meta de la existencia. Muchos jóvenes no se saben divertir y, por imitar a otros o porque es la moda, beben mucho. Como dice Cantinflas: “Para las muchas penas, las copas llenas. Para las penas pocas, llenas las copas”. Otros, matan el tiempo. Dice Cantinflas: “Trato de matar el tiempo antes de que el tiempo me mate a mí”. Es necesario tener iniciativas y pasarla bien con cosas sencillas.

Jesús les dijo a sus apóstoles: “Venid, retirémonos a un lugar desierto para que descanséis un poco, pues eran muchos los que iban y venían y no tenían tiempo ni para comer. Se marcharon pues, en la barca, a un lugar apartado” (Marcos 6, 30-31). Y ahora muchos van a descansar a lugares ruidosos. Luego regresan más cansados de lo que se fueron.

Escribe Benedicto XVI: “No perdemos nuestro tiempo libre si se lo ofrecemos a Dios. Si Dios entra en nuestro tiempo, todo el tiempo se hace más grande, más amplio, más rico” (15 agosto 2005)… A veces se piensa que una persona que no peca nunca es básicamente aburrida, a la que le falta algo en su vida. Creemos que negociar un poco con el mal, reservándonos cierto grado de libertad contra Dios, es algo bueno, tal vez incluso necesario. Pero si miramos al mundo, no es así. El mal siempre envenena. No sublima al hombre, lo degrada y humilla, dijo Benedicto XVI en una fiesta de la Inmaculada Concepción. En realidad, lo aburrido es vivir sin Dios.

Escribe Benedicto XVI: “Un hombre que sea privado de toda fatiga y transportado a la tierra prometida de sus sueños pierde su autenticidad. En realidad el hombre no es salvado sino a través de la aceptación de los propios  sufrimientos y de los sufrimientos del mundo, que encuentran su sentido liberador en la pasión del Señor” (¿Por qué soy todavía cristiano?, p. 109).

 

Read Full Post »

Supera el aburrimiento

incertidumbreChurchill decía que el principal factor que había causado la 2ª Guerra Mundial fue el aburrimiento de los jóvenes. La pereza, la acidia, no es sólo física, es moral. No quiero interesarme, no deseo hacerme cargo.

El aburrimiento es el cansancio o fastidio causados por disgustos o molestias, o por no tener nada que divierta o distraiga. Aquellos que se encuentran aburridos pueden considerar su estado como una especie de pérdida de tiempo.

El aburrimiento puede llevar a acciones que perjudiquen los propios intereses. Así, hay jóvenes que no saben cómo emplear el tiempo libre e imitan lo que hacen los demás, se aborregan. Si los amigos toman, ellos hacen lo mismo, sin ver que eso les puede llevar a males incontables.

Una de las razones que mueven a los jóvenes a entrar en el mundo del alcohol o de la droga es precisamente el aburrimiento. No hay quien les enseñe a divertirse sanamente. La forma de aliviar este estado es a través de los pasatiempos: la lectura, el deporte, visitar museos, cultivar las artes manuales o artes mayores, visitar a las amistades o a los enfermos olvidados en algunos hospitales. Pero para ir más a fondo, la persona aburrida necesita un proyecto de vida: debe plantearse en qué se va a preparar para afrontar la vida, disfrutar esa actividad, ser feliz y ser útil a los demás.

El tedio es la culminación de un periodo durante el cual sentimos un progresivo vacío interior. Ese tedio puede aprisionarnos. La lucha contra el tedio pasa por dos vertientes: evitar que aparezca, y si aparece, intentar eliminarlo lo antes posible a través de la programación de nuestras actividades diarias. Hay que saber a qué vamos a dedicar nuestro tiempo y planificarlo. Una buena organización evita esos lapsos de tiempo en que se tiene la sensación de no saber qué hacer o no tener qué hacer.

Otras veces el tedio nos invade en una actividad rutinaria. Nos parece que hacemos lo mismo cada día. Hay que plantearse entonces una visión más amplia. Si ahora nos aburrimos ¿qué pasará dentro de diez años? Hay personas que encuentran una salida del tedio a través de la capacitación en un área de su interés, o del cultivo del arte y de su conocimiento.

La vida es una aventura maravillosa si sabemos ver lo bello y positivo que hay en ella. Si se tiene entre manos la educación de los hijos, es apasionante percibir sus avances y su crecimiento en el vencimiento personal, en la laboriosidad y en el espíritu creativo que un padre puede fomentar.

El Dr. Carlos Llano, que nunca se aburría, decía: “nosotros queremos proliferar un modelo de persona donde lo verdaderamente significativo es el modo de relacionarse con los demás, es así como nos individuamos, no aislándonos, no compitiendo, sino buscando las relaciones originales con los otros, porque yo solamente seré persona en la medida en que logre que los demás sean personas también”.

La raíz más profunda de esta tristeza es la falta de una gran esperanza y la imposibilidad de alcanzar el gran amor. Todo lo que se puede esperar ya se conoce y todo amor desemboca en la desilusión.

La antropología cristiana dice que la tristeza deriva de una falta de ánimo grande, de una incapacidad de creer en la propia grandeza de la vocación humana, la que Dios pensó para nosotros. El hombre no tiene confianza en su propia grandeza, quiere ser más “realista”. El hombre “no quiere creer que Dios se ocupe de él, que le conozca, le ame, le mire, le esté cercano”, dice Ratzinger.

Hoy existe un extraño odio del hombre contra su propia grandeza. El hombre se ve a sí mismo como el enemigo de la vida, se ve como el gran perturbador de la paz de la naturaleza, la criatura que ha salido mal. Su liberación y la del mundo consistiría en el destruirse a sí mismo y al mundo, en el hecho de eliminar el espíritu.

Al inicio de este camino estaba el orgullo de “ser como Dios”. Era preciso desembarazarse del “vigilante Dios” para ser libres. Esta rebelión de la pereza humana contra la grandeza de la elección es una imagen de la “sublevación contra Dios” que cualifica de modo particular a nuestra época.

La mejor relación es aquella en que cada uno aprende a vivir con los defectos de los demás y a admirar sus cualidades. Quien no valora lo que tiene, algún día lo lamentará. Hay personas que viven en el pasado o en el futuro, cuando lo único que tenemos es el presente. No vale la pena arruinar el presente por un futuro que no sabemos si llegará para nosotros.

Kierkegaard aproxima el aburrimiento a la melancolía. Según Santo Tomás de Aquino, la raíz de la desesperación se encuentra en la así llamada acidia, que nosotros traducimos por pereza, en cuanto falta de voluntad de un hacer activo; según Tomás es idéntica a la “melancolía de este mundo”. El gran éxodo de la Iglesia, dice Joseph Ratzinger “ha tenido ciertamente este fundamento, se quería ser libre de pesados límites (…). Parecía que sólo había libertad de alegría para los no creyentes (…). Hoy se ha experimentado hasta la saciedad las promesas de la libertad ilimitada (…). Las alegrías prohibidas pierden su esplendor en el momento en que ya no están prohibidas”, mientras que la llama de hambre de lo Infinito siempre permanece encendida (cfr. Joseph Ratzinger, Mirar a Cristo, p. 76).

Pieper decía que la tristeza es “uno de los elementos determinantes del rostro secreto de nuestro tiempo”. Un exceso de actividad exterior puede ser el intento lamentable de colmar la íntima miseria y el aburrimiento, que siguen a la falta de fe, de esperanza y de amor a Dios y a su imagen reflejada en el hombre.

Read Full Post »

Ha aumentado el uso y abuso de alcohol entre la gente joven porque no saben divertirse. Podrían bailar, escuchar música, organizar actividades culturales y deportivas, hacer teatro, leer, cantar al ritmo de una guitarra o del piano, jugar ajedrez, dominó, maratón u otro juego de mesa, o conversar y beber alguna limonada o cerveza. Pero como no saben divertirse y tienen pocas iniciativas, sólo se les ocurre ir a beber. Ahora también las chicas consumen alcohol especialmente los fines de semana.

No hay en la historia el ejemplo de alguien que haya superado sus problemas personales con el alcohol. El antidepresivo más antiguo es el alcohol. Desde tiempos inmemorables el hombre utiliza esa bebida para sobrellevar la angustia, la frustración, los traumas o la soledad. El alcohol sólo ayuda a “disfrazar” los problemas, y posteriormente se convierte en el principal conflicto de quien trató de solucionar sus males con la bebida. El alcohólico termina solo, sin trabajo y sin patrimonio. Y a pesar de esos, no sólo los hombres, también las mujeres se animan a emborracharse.

Los jóvenes creen que en el alcohol o en la droga van a encontrar el “paraíso”, y encuentran la “dependencia”.

Muchos estudiantes de Secundaria han consumido, al menos una vez en su vida, bebidas alcohólicas en exceso. La ignorancia de los efectos nocivos para la salud es tal que se ofrecen esas bebidas hasta a menores de diez años. Con frecuencia, los “amigos” del adolescente lo animan a tomar y, cuando viene una congestión, son los primeros que desaparecen de la escena.

Algunos padres de familia se muestran permisivos o indiferentes cuando sus hijos empiezan a consumir bebidas embriagantes y no miden los efectos psicológicos y emocionales que pueden sufrir. El consumo de alcohol puede causar alteraciones en el cerebro de los niños y adolescentes. La educación siempre ha tomado muy en cuenta la templanza, a lo largo de la historia, menos ahora, donde se quiere romper límites.

El problema crece cuando los jóvenes tienen entre 18 y 20 años. A esta edad algunos solicitan ayuda para superar la adicción al alcohol porque son conscientes de que se alteran, se violentan y buscan pleitos y, con frecuencia, faltan a la escuela y a sus deberes.

El pico estadístico de mayor consumo está en torno a los 25 años, edad a partir de la cual la mayoría – salvo aquellos que están encaminados por una más o menos clara trayectoria de alcoholismo – comienzan a descender la cantidad de etílico consumido. La cerveza y los licores combinados son las bebidas preferidas de los más jóvenes y el vino aumenta su protagonismo a medida que crece la edad. Y es en el medio rural donde la proporción de varones es mayor que en la ciudad; al contrario de las chicas que, por razones estilo de vida y consideración social, beben más en el ambiente urbano.

El alcohol desinhibe y tomado en cantidades excesivas – para cada persona el límite es distinto- predispone a conductas violentas personales o grupales; euforias que pueden ser peligrosas en el uso de vehículos, y no cabe olvidar que los accidentes de motos y coches son la primera causa de muerte juvenil. El alcohol es “amigo” del crimen, dice un tratado de medicina legal. En el borracho o borracha se da poco control sexual y, consiguientemente, aumento de embarazos en adolescentes.

Naturalmente, su utilización moderada y en circunstancias ambientales apropiadas no sólo no es malo, sino un elemento que sirve para animar la vida personal y social. Pero cuanto más se tome y cuanto más joven sea el que lo ingiere, la cercanía a las consecuencias negativas aumenta.

La adolescencia es un periodo muchas veces difícil para los chicos: tienen problemas y tensiones interiores, frustraciones escolares, laborales o familiares; y ellos de una manera más o menos consciente buscan en el alcohol que es una compensación falsa y riesgosa.

El alcoholismo es un tipo de enfermedad en la que el paciente cree no estar enfermo. El alcohólico sufre de un sentimiento de culpabilidad; recordarle sus fracasos empeora su situación. A veces una crisis puede convencer al alcohólico de que necesita ayuda: un accidente, un arresto, una indigestión, la pérdida del trabajo… La crisis puede ser necesaria para su recuperación. No hay que hacer nada para impedir que suceda. “No hay mal que por bien no venga”.

Si los jóvenes supieran que hay hombres muy poderosos en la ONU y en el Club de Roma – entre otros-, que los quieren manipular, se rebelarían. Hay organizaciones internacionales que desean debilitar a los pueblos del Tercer Mundo por lo que tienen de más valioso: sus niños y sus jóvenes. Y les ofrecen un paraíso artificial a base de diversiones, alcohol, sexo y drogas. ¿Y esto para qué?  Para que no tengan espíritu crítico ante sus males manejos.

La esperanza de recuperación estriba en la capacidad de reconocer la necesidad de ayuda, el deseo de dejar de beber y la sinceridad de admitir que, por sí mismo, no puede lidiar con el problema. Podemos tener la esperanza bien alta porque las energías de la inteligencia y la libertad son más poderosas que todos los condicionamientos económicos y políticos. Las cosas pueden cambiar para mejor pero se requiere ayuda de Dios y de un especialista.

Read Full Post »

camino-abstract-1168134_960_720

La clase se llama “Mayor felicidad” y es dictada por Tal Ben Shahar, un israelí experto en psicología positiva en la Universidad de Harvard. A pesar de ser un curso optativo, cada semestre 1400 alumnos se inscriben. Este profesor da 13 tips fáciles de seguir:

  1. Realiza algún ejercicio al menos 30 minutos al día, es el mejor antídoto contra la tristeza y el estrés.
  2. Desayuna diariamente. Ayuda a tener energía, a desempeñar bien las tareas y ayuda a estudiar, además de que protege el estómago contra sus propios ácidos.
  3. Agradece a Dios o la vida todo lo bueno que tienes. Escribe diez cosas que te den felicidad, esto ayuda a enfocarnos en cosas buenas.
  4. Sé asertivo, pide lo que quieras y di lo que piensas. Es bueno ser sincero pero tratando de no herir, aunque no siempre se pueda.
  5. Gasta tu dinero en experiencias más que en cosas. Se es más feliz cuando se gasta en clases, cursos y viajes que cuando se gasta en obtener bienes materiales.
  6. Enfrenta tus retos. No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy. Escribe tus tareas a realizar y cúmplelas, porque tener muchos pendientes provoca ansiedad.
  7. Trae a tu vida con frecuencia recuerdos bonitos y lee un buen libro.
  8. Siempre saluda y sé amable con las personas. Con sólo sonreír cambia el estado de ánimo.
  9. Usa zapatos que te queden cómodos.
  10. Cuida tu postura, camina derecho con los hombros ligeramente hacia atrás y la vista hacia el frente.
  11. Escucha buena música, eso alegra la vida y muchas veces despierta el deseo de cantar y bailar.
  12. Aliméntate bien. Lo que consumes tiene un impacto en tu estado de ánimo. Es recomendable comer algo ligero cada tres o cuatro horas para mantener los niveles de glucosa estables. No saltarse comidas, Evitar el exceso de harinas blancas y el azúcar refinada. Hay que comer de todo y variar los alimentos.
  13. Arréglate y siéntete atractivo (a): el 42% de la gente dice que se siente mejor cuando piensa que se ve bien.

Fuente: www.emol.com/noticias/tendencias

Read Full Post »

arbol-y-pajaros

Pintar con acrílico

Hay que tener pinceles varios, pinturas acrílico, cartulina gruesa cortada, paleta, un bote de agua para lavar el pincel y una tela absorbente para secar el pincel. Hay que cubrir la mesa con periódico o plástico para no manchar, y usar ropa que se pueda lavar enseguida. Para acrílicos los pinceles sintéticos son los mejores. Las manchas se han de lavar enseguida porque sin o, no se quitan. El acrílico tarda en secar entre 15 y 25 min.

  1. ¿Cómo pintar pintura abstracta con acrílico? (12.50 min)

Siempre planear un cuadro abstracto con un boceto. Si es sobre papel o cartulina debe estar seca, si es tela, se le puede rociar un poco. Se busca impactar con la mezcla de colores. Tiene que tener equilibrio, armonía. El negro da peso. Con el blanco vamos rescatando la luz. Se puede usar espátula.

https://youtu.be/VvIsueLpWPs

https://youtu.be/iO9VOE_kO4M

  1. Cuadro de hortensias con acrílico (aprox. 13 min).

https://youtu.be/WsPz0rSBhEM

Se hace el trazo del motivo. La base se hace con chorreados. Se usa gris de Payne. Celeste para el fondo: mezcla de blanco con gris de Payne. Aparecen hojas fantasma por detrás. La parte inferior de cada flor va a ser realizada con espatulados con color magenta y un poco de gris. Luego se usa magenta con blanco. Para motear se puede usar un pincel de cerda dura o mob.

  1. Otro video sobre hortensias, de 17 minutos:

https://youtu.be/gNcpAegYpok

Trabajando de forma impar queda muy lucido el diseño. Se trabaja de atrás hacia adelante. Se puede usar un pincel lengua de gato para hacer las hojas en blanco, o sino, uno redondo. El puntito amarillo le da vida.

  1. Para pintar un paisaje completo en acrílico:

Se puede usar papel para pintar acuarela, pero no es imprescindible. Sugiere pintar todo en un acrílico con mucha agua, en color cálido. La atmosfera tiende a hacer azul lo que está lejos. Se empieza por pintar el cielo y las montañas. Se meten primero los colores oscuros. Lo que esté lejos de pinta azul o violeta, lo cercano se pone en colores cálidos. Cuanto más tipos de pinceladas tenga, es más interesante, y usar diversos pinceles. No siempre se coge el pincel de la misma manera. Para las plantas, yerba o pasto usar un pincel plano con pinceladas tipo impresionista. El acrílico se oscurece al secar. Por eso a veces se tiene que retocar la luminosidad.

https://youtu.be/EXGkgI4uNmA

  1. Paras pintar FLORES con acrílico, paso a paso en 15 minutos:

Dejar 15 min secarse y se aprovecha para limpiar el pincel. Para acrílicos los pinceles sintéticos son los mejores. Las manchas se han de lavar enseguida porque sin o, no se quitan. Aquí se pintan margaritas. Este tutorial es muy bueno. Tenemos que hacer que el ojo del espectador vea cosas más cerca y otras más lejos.

https://youtu.be/fXjqR2UaCbI

 

Otro video de 35 minutos, sobre cómo pintar hortensias pero es pintura al óleo sobre tela:

https://youtu.be/oS39ncW5gxA

 

 

Read Full Post »

Older Posts »