Feeds:
Entradas
Comentarios

Ante la misma caricia, una persona puede mantener el control y otra puede perderlo. Pero quiero ser más concreta: para preservar el valor de su virginidad, los y las jóvenes no deben permitir:

+ Lo que las haga sentir incómodas, inquietas o avergonzadas. Éstas son señales internas de que algo no está bien.
+ Aquello que sientan que les puede hacer perder el control de la situación a ustedes o a sus novios.
+ Besos, abrazos y caricias en situaciones peligrosas. Es decir, si están a solas por mucho tiempo, los mismos besos y caricias que en otras circunstancias no provocan ningún problema, podrían convertirse en una ocasión para ir más allá.
+ Contacto con las zonas genitales, ni siquiera por encima de la ropa.
+ Demasiado tiempo dedicado al contacto físico. La relación física durante el noviazgo con las manifestaciones adecuadas es importante; a través de ella expresan su amor y se conocen más. Pero debe haber un equilibrio en la relación. Los besos breves y tiernos son solamente una parte.

Necesitan tener también una buena comunicación, compartir ideas y experiencias, hacer cosas juntos, cumplir cada uno con su trabajo o sus estudios, dedicar tiempo a sus familias, desarrollarse cada uno en lo individual, incluida la parte espiritual, ir construyendo un proyecto en común si planean casarse… en suma, tener una vida completa. Largas horas dedicas a estar pegados como lapas favorece ir a donde no quieren, es decir, a tener relaciones sexuales, además, no permite que el noviazgo se desarrolle sanamente.
Si bien es cierto que los hombres se encienden más fácilmente, no lo es el que ellos «necesiten» tener relaciones sexuales. Ellos también pueden ser castos. Este ejercicio de dominio sobre sí mismos es una magnifica preparación para la vida matrimonial.
Sean fieles a sus principios y vivan un noviazgo lleno de alegría, de ternura, alejadas de todo aquello que pueda inquietar sus almas.

Algunos jóvenes piensan que con regalos pueden comprar las relaciones íntimas de la chica elegida. La mujer debe percibir qué pretende el joven con sus regalos, puede haber amor y desinterés o puede haber interés. El amor se da, no se vende. El que creyera poder comprarlo con su propio oro, sería despreciable (Yusi Cervantes Leyzaola).

Edith Stein advierte: Una persona educada es aquella a la que le sabe bien lo bueno y le sabe mal, lo malo.

Muchos jóvenes actuales se preguntan: ¿Por qué no tener relaciones sexuales fuera del matrimonio? Porque Dios no lo quiere. El sexto mandamiento dice: “No cometerás actos impuros”. ¿Cuál es el mayor deseo del hombre? Es ver a Dios. Y Jesús dijo: “Bienaventurados los limpios de corazón porque verán a Dios”. “El que ve a Dios obtiene todos los bienes que se pueden concebir” (San Gregorio de Nisa).

Anuncios

Un taxista me comentaba: “Yo soy hijo de padre golpeador, así que me dije: Cuando yo me case, voy a golpear a mi mujer hasta mandarla a la cocina, y más si sale de la casa sin avisarme, pero no sucedió así, sino que siempre he respetado a mi esposa y nunca le dicho ni siquiera la palabra tonta. Nos llevamos de maravilla y procuramos estar cerca de Dios cada día. Me casé a los 21 años, ahora llevamos 23 años de casados y somos muy felices, aunque le he batallado para sacar adelante a los hijos”. Este hombre tuvo suerte de cambiar desde que se casó pues se tomó en serio la responsabilidad que supone casarse.

Un hombre hijo de padre golpeador, tiende a repetir esa conducta, por ello, intenta conocer a la persona que te gusta antes de salir con ella para que no te lleves sorpresas desagradables. Empieza por conocer a su familia, aunque sea de oídas.

¿Qué características tiene la persona violenta? El hombre o la mujer violenta te va a criticar constantemente, sobre todo en lo referente a tu aspecto físico, va a intentar controlar tu forma de vestir, de hablar y de pensar; va a tratar de cambiar tu conducta y tu vida, para ello todo el tiempo quiere estar contigo, saber lo que haces y con quien tratas. Te amenaza en lo referente al trabajo o al estudio, a las amistades y a tus costumbres. Te culpa de lo que sucede y trata de convencerte de que así es. Te presiona o te obliga a participar en actividades sexuales. Se burla de ti y te avergüenza delante de tus amigos; es una persona celosa y, por todo ello, te hace daño.

La violencia en una relación de pareja es una acción o una omisión, puede ser física, emocional y/o sexual, con el fin de dominar a la otra persona. Se utiliza el ataque a la autoestima, los insultos, el chantaje, la manipulación y, por último la agresión física, los golpes.

La violencia en el noviazgo comienza siendo psicológica, cuando pasa el tiempo empieza a ser violencia física y luego se pasa a la violencia sexual. Si el novio de entrada trata de violar a su novia, o al revés, hay allí una señal de aviso de que esa persona no te merece.

Muchos jóvenes de hoy no piensas, se dejan llevar por la costumbre. A lo mejor no están enamorados pero no se lo cuestionan, no se dan tiempo para analizar su situación personal, cuando lo más importante en la adolescencia y en la juventud es el propio conocimiento.

Tres de cada diez adolescentes denuncian que sufren violencia en el noviazgo, y las que se casan con esos hombres, normalmente siguen siendo maltratadas en el matrimonio. Si esto pasa en tu noviazgo corta por lo sano.

El cristianismo es el encuentro con una Persona, con Jesucristo, y la Santa Misa es el Gran Encuentro con Jesucristo. En la Misa lo encontramos a Él en persona. Primero conversamos con él y luego vamos a un banquete con él, donde nos da su Sangre y su Cuerpo. No hay encuentro más íntimo. Hay allí un misterio. El misterio es algo concreto que te pone en contacto con la realidad divina.

Romano Guardini, teólogo alemán, afirmaba que la liturgia de la Misa es la suprema forma de jugar. Trabajas para algo, en cambio se juega por jugar, no tiene propósito por eso el juego es más precioso que el trabajo. Los niños entienden que jugar es la cosa más seria. Jugar es lo más elevado, lo más sublime que podemos hacer. El cielo es eso, no hacer nada útil, es disfrutar de la presencia de Dios.

En ese acto de adoración nos damos cuenta quien somos y quien hemos de ser, encontramos nuestra identidad más profunda. La Misa es el acto supremo de adoración. La palabra adorar viene del latín ad ora, “de la boca de”. Cuando adoramos estamos alineados, boca a boca, con Dios. Esa es la visión bíblica de la vida buena, de la vida ordenada. ¿De dónde viene el problema? La raíz del descamino está en la soberbia, en buscar la propia satisfacción. Para conocer a alguien, todo lo que necesitamos saber de ella es “¿qué adoras?”. Hay un elemento cósmico en cada Misa. La Misa es la Gran Oración donde se ordena nuestro ser a Dios.

En la Misa todo es intencional. Al principio pedimos perdón por nuestros pecados. La homilía es una extensión de la Palabra de Dios, está hecha para despertar y ver cómo encajo en la escena; pero al mismo tiempo es respuesta a nuestra experiencia humana. Si leemos la escena de la mujer samaritana en el pozo de Sicar, cada persona en la comunidad es la samaritana. Todos somos también de algún modo Pedro negando a Cristo. La respuesta a muchas cosas claves están en la Biblia.

Estoy orgulloso del Credo de Nicea, que rezamos en Misa. Arrio, presbítero del siglo II-III, veía a Cristo con una óptica mitológica: casi Dios y casi humano. Con esa visión se destruye a la Iglesia. El Concilio de Nicea da la respuesta de definición de la naturaleza de Cristo: Dios de Dios, luz de luz, de la misma sustancia que el Padre.

Cuando acaba la liturgia de la Palabra, viene el ofertorio: se presenta el pan y el vino. Nos preparamos para la dimensión sacrificial de la Misa. Dios no necesita sacrificios, pero el ser humano necesita darle a Dios algo; él hizo todo. Es regresarle a Dios lo que Él nos ha dado. La adoración es esencial para nosotros.

Se ofrece pan, que también implica todo el trabajo que ha supuesto hasta tenerlo a la mano. Pan y vino son pequeños regalos. Somos sacerdotes de la creación, para regresar la creación a Dios, simbólicamente, no porque Él los necesite, sino porque nosotros necesitamos ofrecerle a Dios algo, todo. Somos sacerdotes del cosmos al regresarle a Dios la creación. El vino simboliza compañerismo, y todo eso se regresa al Padre. “bendito seas Señor, Dios del universo”, es la oración del baraká… Te ofrecemos pan y vino y va a regresar a nosotros como el Cuerpo y la Sangre de Cristo, con su humanidad y su divinidad.

Es adorable como empieza el Prefacio: “Levantemos el corazón”. Cuando Cristo sea levantado atraerá todo hacia Sí. Vamos rumbo a la montaña sagrada. Kadosh, kadosh, kadosh, Santo, santo santo, es lo que los ángeles cantan, y nos unimos a ese canto. Arrodillarse es un signo de oración y de adoración.

La palabra de Dios cambia la realidad. Dice: “Lázaro ven fuera”, y viene fuera. La presencia real de Cristo en las especies sacramentales hace posible la comunión, las palabras de la consagración transustancian las especies. Somos lo que comemos, nos cristificamos cuando participamos en el Cuerpo y la Sangre del Señor.

El simbolismo es hermoso, pero aquí no hay símbolos sino realidad. ¿Por qué las palabras de la consagración tienen ese poder transformativo? Hacen real lo que dicen las palabras por el poder de Dios. No son palabras del sacerdote, son palabra del mismo Cristo. Es el momento cumbre de la Misa. Ofrecemos al Padre a Cristo mismo. La sangre y el cuerpo están separados, vino y pan, evoca la crucifixión. Cristo está presente en este Supremo Sacrificio.

Rezamos el Padrenuestro hasta que Cristo está presente en el altar. Bienaventurados los invitados a esta mesa, a la Eucaristía. Las palabras más sagradas después de las ya mencionadas son “Id en paz”. Vayan a compartir lo que han recibido. Cruzando la puerta hay tierra de misión. ¿Por qué nos alejamos de esta realidad? ¿Por qué nos alejamos de la montaña sagrada? ¿Por qué la gente se mantiene al margen de este Sacrificio?

Bishop Robert Barron

Científicos rusos han descubierto y demostrado el mecanismo “material” de tal fenómeno. “Una oración es un medicamento poderosísimo”, afirma Valeri Slezin, jefe del Laboratorio de Neuropsicofisiología del Instituto de Investigación y Desarrollo Psiconeurológico Bekhterev de San Petersburgo. “La oración no sólo regula todos los procesos del organismo humano, sino que también repara la estructura de la conciencia más afectada”.

El profesor Slezin hizo algo que resulta difícil de creer: medir el poder de la oración. Registrando los  electroencefalogramas de algunos monjes al momento de orar, logró captar un fenómeno extraordinario, la desconexión completa del córtex cerebral.

Este estado puede observarse sólo en bebés de tres meses, cuando sienten la cercanía de su mamá, provocándoles una sensación de seguridad completa. A medida que la persona crece, tal sensación desaparece, la actividad cerebral crece y este ritmo de las bio-corrientes cerebrales se muestra raramente; solamente en las horas de sueño profundo o al orar, como ha demostrado el científico mencionado. Valeri Slezin ha llamado tal estado desconocido “leve vigía, al orar” y ha demostrado que tiene una importancia vital para la persona.

Es un hecho sabido que las enfermedades son provocadas también por situaciones graves y sucesos que nos quedan grabados en la mente. Al orar, sin embargo, las preocupaciones quedan en un plan secundario e incluso desaparecen totalmente. De esta manera se hace posible el restablecimiento psíquico, moral y físico.

Los oficios de la Iglesia también tienen un importante rol en la recuperación de la salud. La ingeniera y electrofísica Angelina Malakovskaia, del Laboratorio de Tecnología Médica y Biológica ha dirigido estudios para medir las diferencias en la salud de las personas, antes y después de asistir a algún oficio religioso. Los resultados han demostrado que participar de los servicios donde se ora hace que se normalice la presión sanguínea y determinados valores medibles también en la sangre. Parece ser que las oraciones pueden incluso neutralizar las radiaciones. Se sabe que después de la explosión de Chernobyl, los instrumentos para medir la radiación demostraron valores que llegaban a sobrepasar el límite cuantificable. Sin embargo, en el área en donde se encontró una Iglesia orando a 4 km de los reactores, el valor de la radiación se mantenía normal.

Fuente http://enelcaminocorrecto.blogspot.com.es

Traducido del ruso por Julia Bulighin, de “Pravda.ru” y publicado en episcopia-italiei.it

 

Soros es el instrumento de la CIA que mueve mercados financieros; desestabiliza monedas. En México, Soros fundó el ITAM para formar universitarios a favor de su ideología neoliberal y a favor de los Estados Unidos.

Este magnate multimillonario y especulador financiero húngaro, de origen judío, nació en agoto de 1930. Apoya movimientos que piden la legalización de la mariguana, del aborto y pro-LGBT. Provoca las migraciones a Estados Unidos y a Europa. El gobierno húngaro de Viktor Orbán ha empezado a eliminar las ONGs financiadas por Soros ya que favorecen los intereses de la globalización. George Soros es el sembrador del caos global desde Ucrania hasta los Balcanes, según DC Leaks.

En 1992 doblegó al Banco de Inglaterra, tumbó la libra esterlina y se embolsó cerca de mil millones de dólares directamente en su bolsillo, tan solo en 24 horas. Personalmente posee 25 mil millones de dólares. The Sakes expone como la “Fundación Sociedad Abierta” ha sido desenmascarada y él ha sido conocido por estar involucrado en muchas revoluciones y golpes de Estado en el mundo. Usa su riqueza para crear el caos global (jornada.unam.mx).

Soros, el hombre del desorden, aporta su teoría financiera que es depredadoramente apátrida, ahistórica, antieconómica, apolítica, antiética, amoral, antihumana y anticivilizatoria (Alfredo Jalife).

Usa su influencia contra Rusia para socavar sus estructuras familiares tradicionales y la identidad europea en el mundo. Además, ha logrado la soronización de la ONU (cfr. http://goo.gl/Bhco2X).

Los Rothschild y Soros son los verdaderos dueños de México (argentinatoday.org). La mayor parte de los bancos mexicanos están en poder de Soros. Tiene lazos estrechos con Barak Obama y Hillary Clinton. Este magnate no puede entender que el mundo financiero liberal ya se colapsó y se encamina a la desglobalización.

George Soros es uno de los más personajes más malvados del planeta, que opera con máscara de filántropo y resguardo de la CIA. Intenta imponer un gobierno mundial con máscara financierista: un nuevo orden mundial financiado por papel-chatarra (dólar y libra esterlina) sin sustento tangible ni en las materias primas ni en oro, e insta a invitar a China como líder global.

 

Un teólogo de Navarra enseña que el hecho de conocer la Biblia nos da luces para entender la Historia, ya que la Palabra de Dios da un nuevo sentido a este mundo. El cristiano recibe una Revelación para entender la historia. El argumento de la historia es el pecado y la salvación. La Palabra de Cristo es luz para la inteligencia, ilumina el cosmos, la historia y la vida personal. Decir que Dios es Creador es decir que gobierna este mundo, es decir que está presente en la Historia. Si nos quedamos en que Dios ha creado un mundo bonito, nos quedamos en un cuento de hadas. Este mundo no es Disneylandia; hay quienes aspiran a vivir en Disneylandia, entretenidos y divertidos. Hay quienes sólo piensa en pasarla bien, y piensan que estamos en el paraíso terrenal. No estamos para eso. Tenemos un papel en esta historia humana. Si quiero estar como en Disneylandia, la vida no es así, entonces vivo en una frustración constante. El problema de nuestros contemporáneos es que quieren hacer de este mundo Disneylandia, cuando aquí está pasando algo importante, estamos llamados a colaborar en este campo de trigo y cizaña.

Le preguntaron a María Simma, -campesina alemana fallecida en 2004- experta en el purgatorio:

—Si yo no rezo nunca y hoy deseo hacerlo, ¿qué me aconsejaría?

Contesta:

—Apague la televisión, desconecte el teléfono, vaya a su habitación y cierre la puerta. Busque una fotografía de Jesús o un Crucifijo y predisponga su atención en esa dirección. Durante este tiempo de oración, entréguele su corazón a Él y solamente a Él. Podría empezar con 15 minutos de oración y luego aumentar hasta llegar a una hora. Si es constante durante un mes, se sorprenderá de la paz y el gozo que tendrá. Posteriormente se sentirá en la necesidad de cambiar radicalmente su vida (cfr. ¡¡Ayúdenos a salir de aquí!!, p. 52).

En otro momento explicó: “Ningún padre, ninguna madre, ningún catequista puede poner en el corazón del niño lo que Nuestro Señor le da personalmente en gracias durante la Misa y la Comunión”.

Jesús nos exhorta: “Cuando vayas a rezar, entra en tu cuarto, cierra la puerta y reza a tu Padre, que está en lo escondido” (Mt 6,6). Este cuarto no es sólo un lugar material, sino un estado de ánimo, un lugar interior, “lo íntimo del corazón”: “Y no pienses que se hable aquí de una habitación delimitada por cuatro paredes, en la que tu cuerpo pueda refugiarse; es también ese cuarto que está dentro de ti mismo, en el que están encerrados tus pensamientos y en el que moran tus afectos. Un cuarto que va siempre contigo y que siempre es secreto”[1].

¿Rezar cambia las cosas? ¿Dicen que rezar cambia las cosas, pero es REALMENTE cierto que cambia algo? ¿Rezar cambia tu situación presente o tus circunstancias? No, no siempre, pero cambia el modo en el que ves esos acontecimientos. ¿Rezar cambia tu futuro económico? No, no siempre, pero cambia el modo en que buscar atender tus necesidades diarias. ¿Rezar cambia corazones o el cuerpo dolorido? No, no siempre, pero cambia tu energía interior.

¿Rezar cambia tu querer y tus deseos? No, no siempre, pero cambiará tu querer por el querer de Dios. ¿Rezar cambia cómo el mundo? No, no siempre, pero cambiará los ojos con los que ves el mundo.

¿Rezar cambia tus culpas del pasado? No, no siempre, pero cambiará tu esperanza en el futuro. ¿Rezar cambia a la gente a tu alrededor? No, no siempre, pero te cambiará a ti, pues el problema no está siempre en otros.

¿Rezar cambia tu vida de un modo que no puedes explicar? Ah, sí, siempre. Y esto te cambiará totalmente. Entonces, ¿rezar REALMENTE cambia ALGO? Sí, REALMENTE cambia TODO (Teressa Vowell).

[1] San Ambrosio, Caín y Abel, I, 9,38: CSEL 32, 1, p. 372.

Muy cierto. Amen.

Vida después de la muerte

Científicos rusos han descubierto y demostrado el mecanismo “material” de tal fenónemo divino [1] “Una oración es un medicamento poderosísimo”, afirma Valeri Slezin, jefe del Laboratorio de Neuropsicofisiología del Instituto de Investigación y Desarrollo Psiconeurológico Bekhterev de San Petersburgo. “La oración no sólo regula todos los procesos del organismo humano, sino que también repara la estructura de la conciencia más afectada”.[2]

El profesor Slezin hizo algo que resulta difícil de creer: medir el poder de la oración. Registrando loe electroencefalogramas de algunos monjes al momento de orar, logró captar un fenómeno extraordinario, la desconexión completa del córtex cerebral..

Este estado puede observarse sólo en bebés de tres meses, cuando sienten la cercanía de su mamá, provocándoles una sensación de segudidad completa. A medida que la persona crece, tal sensación desaparece, la actividad cerebral crece y este ritmo de las bio-corrientes cerebrales se hace se muestra raramente, solamente en las horas…

Ver la entrada original 805 palabras más