Feeds:
Entradas
Comentarios

Un niño pequeño llegó a una tienda donde vendían mascotas: Preguntó

-¿Cuánto valen los perros? Varía, de $200 a $400.

-Sólo traigo quince pesos.

El dueño le dio una para que lo cargara. Vio un perrito en el rincón y le dijo:

-¿Y ese perro, cuánto vale?

– Ese perrito tiene quebrada la cadera y siempre será cojo. No vale nada, te lo regalo.

El niño explicó:

-No por tener la cadera rota no vale. Le voy a dar los quince pesos y cada semana le daré cinco pesos más hasta acabar de pagarlo.

-Pero ¿te das cuenta de que ese perrito nunca va a poder correr ni a saltar contigo?

-Sí, pero éste es el que quiero.

Para su sorpresa, levantó uno de sus pantalones y le mostró un soporte de metal que reforzaba su pierna destrozada.

– Pues yo tampoco salto y corro mal-, dijo el niño con voz suave, y este perrito necesitará a alguien que lo quiera bien

Tecnología y finanzas de han convertido en amenaza dual y letal para las libertades básicas. Alfredo Jalife

https://youtu.be/cX1QMfRQw3c

Los principales bancos del mundo están manejados por 13 banqueros. La Federal Reserve de EEUU controla el mundo. Hay armas financieras de destrucción masiva.

Adele canta

https://youtu.be/a7UFm6ErMPU

https://youtu.be/LTG-uVV_6q0

https://youtu.be/-z8xhm4gHak

https://youtu.be/JEquHeh7_ZM (entrevista)

Sean Covey escribe: “Cuando oigo decir que algunos adolescentes tienen relaciones sexuales porque no pueden controlar sus hormonas, se da por hecho de que eres incapaz de controlar tus impulsos. No somos perros en celo. Un adolescente relata: Mi exnovia quería tener relaciones sexuales, pero yo me negué. Ella no dejaba de presionarme y eso me confundía mucho. Ella me gustaba –literal-. Supongo que consiguió lo que quería con su siguiente novio, aunque terminaron. El mes pasado me dijo que yo era el único chico que respetaba a las mujeres y no las usaba. Añadió que quisiera seguir conmigo”.

Muchas mujeres han quedado estériles por tomar pastillas anticonceptivas. Si eres un adolescente sexualmente activo, corres un riesgo de uno entre cuatro de contraer enfermedades de transmisión sexual en el año en curso. La sexualidad en sí no es mala ni incorrecta, antes bien, es maravillosa en el momento oportuno y con la persona adecuada, y esa situación es el matrimonio. El Papiloma es la segunda causa de muerte por cáncer entre las mujeres. Ese virus infecta las mucosas, y las jóvenes son el grupo más vulnerable. Pueden pasar años sin que la persona infectada se entere; también produce verrugas genitales en hombres y mujeres. Estas verrugas pueden crecer y doler mucho. Aunque es tratable, tanto el papiloma como el herpes son incurables. El SIDA es la enfermedad de transmisión sexual más mortífera. En Estados Unidos es la principal causa de muerte entre los afroamericanos varones, entre 15 y 44 años. El 80% del contagio es por vía sexual. En Estados Unidos se ha formado una cadena de contagio que forman una red gigantesca.

La píldora anticonceptiva y el condón pueden fallar…, suelen fallar. Por eso millones de adolescentes quedan embarazadas cada año en todo el mundo. Si eres sexualmente activo (a), es probable que dejes embarazada a tu pareja o te quedes embarazada. Muchos no vislumbran esta opción. Si dejas embarazada a una chica, ¡eres padre! Te cases o no con ella, ¡el niño es tuyo! Tendrás obligaciones con este niño de por vida. ¿Estás listo para ser padre?

También hay graves riesgos emocionales, como las decepciones, el arrepentimiento, el sentimiento de culpa y la depresión. Nunca podrás tener contacto físico con alguien sin que afecte tus emociones, por consiguiente, “el sexo seguro” no existe.

Hay un video muy bueno en YouTube que se llama “El sexo tiene un precio”, de Pamela Stenzel.

Las relaciones sexuales de los jóvenes solteros, por lo general, no son planeadas y ocurren sin protección, dando como resultado la obtención de una enfermedad de transmisión sexual o embarazos no deseados. En México nacen, al año, 450,000 niños de madres menores de 20 años. El incremento de casos de VIH/SIDA originados en la adolescencia es de casi 32,000 al año[1].

El sentirse atraído físicamente hacia alguien del sexo opuesto, no es sino el primer paso que se ha de vivir para llegar a conocer el verdadero amor, pero fincar una relación en este hecho, es como querer construir una casa sobre arenas movedizas.

La abstinencia es la integración de la sexualidad en el dominio del mundo. La pureza personaliza; la impureza cosifica. ¿Qué hay de más impersonal que unas caderas? Cuando el hombre o la mujer buscan eso, no buscan a la persona sino sus dimensiones. Lo que importa entonces del otro no es su yo, sino sus dimensiones. Una persona impura se hace objeto y hace objeto al “ser amado”.

La sexualidad bien vivida es tremendamente personalizada. A veces el varón engaña a la mujer con la idea de que entregándose a él va a ser más mujer. Y la mujer, sin darse cuenta quizás, convierte su intimidad en oferta y, finalmente, es desechada si no rectifica.

El varón es cazador por naturaleza. Imaginemos un cazador que busca venados; los animales le huyen pero de pronto encuentra uno que no se esconde, que más bien se expone. No le cuesta trabajo cazarlo pero esta vez se aburre: fue una pieza demasiado fácil. Al hombre le gustan las conquistas difíciles.

Debes ser selectivo con las personas con quienes sales, divertirte sanamente sin alcohol ni tabaco, donde una de dos personas que lo frecuentan, mueren por sus consecuencias.

[1] Registro nacional de casos de SIDA, Dirección adjunta de epidemiología, julio de 1997, México.

Para saber si ese novio o novia te conviene hay que fijarse en varias cosas: en los buenos modales -ya que de allí se deducen otras actitudes importantes en la vida íntima- ; responsabilidad en el estudio o en el trabajo, y que tenga buen carácter.

El mayor error de los adolescentes en el noviazgo es centrar su vida en el él o en ella. Eso provoca el fracaso. Te vuelves “adicto a esa persona”. La joven se siente “acosada”, perseguida, “ahogada” (sin libertad), o, en el caso de él, siente que ella no tiene más miras que él, y eso lo ahuyenta, le aburre, percibe pocos valores en ella. Lo que empezó como una relación de amistad se convierte en una posesión. ¡Cuántos jóvenes tienen ya esa experiencia!

Tres señales de que has centrado tu vida en una persona, son:

– Tu estado de ánimo depende de cómo te trate.

– Te vuelves posesivo, celoso, exclusivista (el exclusivismo sólo debe darse en el matrimonio).

– Dejas de convivir con tu familia y amigos y centras tu pensamiento en él o en ella.

Cuanto más centres tu vida en tu pareja, menos atractivo le resultas. A las personas nos gusta que los demás tengan otros intereses culturales, deportivos, familiares y hobbies sanos: pintar, cantar, bailar.

Muy pocas personas se casan con quienes salieron en la secundaria o prepa. La relación ha de ser buena para ambos, sino no funcionará. Si alguien te miente, tu relación se basa en palabras y vas a sufrir. No vale la pena seguir con una persona que ha mentido varias veces. Algunas chicas se niegan a dejar al novio inconveniente porque piensan que no van a conseguir otro. Y no es así. “Boda y mortaja del cielo baja”. No dejes que te rompan el corazón una y otra vez.

Si tu novio te maltrata, aunque sea un poco, apenas estás “viendo la punta del iceberg”, es decir, apenas es una muestra de lo que viene detrás: insultos, bofetadas, abuso emocional, estrangulamiento…

Claves para un noviazgo inteligente:

  1. No tengas novio demasiado pronto. No salgas con cualquiera; conoce a la gente antes de ponerte a su alcance. Sal con gente de tu edad, en grupo.
  2. Conoce a muchas personas. Nunca salgas con la misma persona dos veces seguidas. No te comprometas fácilmente.
  3. Fija tus propios límites. Si una persona tiene mala reputación, no salgas con ella.
  4. Evita situaciones comprometedoras como son quedarse solos en un departamento, beber, usar droga, o cuidar niños si los padres no están presentes.
  5. No quitarse la ropa ni ponerle las manos encima a alguien.

De todas las decisiones que tomarás en la vida, ésta quizás sea la más importante. No elijas a lo tonto con quien vas a salir; no uses el sexo como un juego porque no lo es. Muchas mujeres han quedado infértil por tomar la pastilla del siguiente más de dos veces. Debes ser selectivo con las personas con quienes sales, divertirte sanamente sin alcohol ni cosas dañinas.

Hay que respetar las opiniones del otro, pero a la vez, ver si esas ideas y principios concuerdan con los míos, o, sino tengo principios o reglas de vida, empezar por tenerlos. Todos necesitamos límites y convicciones para ser felices.

Los fundamentos que debe tener un noviazgo han de basarse en una raíz que tiene tres partes: Fíjate en qué cree la persona amada –es fundamental que crea en el Dios verdadero y le dé su lugar y su tiempo-, qué espera de la vida, de ti, de sí, y qué ama (la ecología, la lectura, la lujuria, el poder a costa de lo que sea, la pureza, el bien de sí y de los demás, las actividades culturales, etc).

Los que hacen las políticas educativas deben entender eso:

  • Las enfermedades de transmisión sexual (ETS), incluyendo infecciones virales incurables, han alcanzado proporciones epidémicas. Anualmente, 3 millones de adolescentes contraen ETS, afectan a uno de cuatro adolescencias que sean sexualmente activos.
  • La actividad sexual temprana tiene consecuencias negativas para la gente joven. La investigación demuestra que además del posible embarazo, la gente joven también experimenta lesiones emocionales y psicológicas, dificultades maritales subsecuentes, y la implicación en otros comportamientos de riesgo elevado.
  • El programa  de “sexo seguro” da poco espacio a gente joven para que se abstenga de actividad sexual temprana. Tales programas promueven fuertemente el uso del condón. Además, casi todos esos programas contienen un mensaje ofensivo para la mayoría de los padres.

Consecuencias de la actividad sexual temprana

La gente joven que tiene actividad sexual entra en un campo de comportamiento de riesgo elevado que conduce al daño físico y emocional. Cada año, influenciado el ambiente y una carencia de orientación, millones de adolescencias sufren las consecuencias.

Enfermedades de transmisión Sexual

La nación está experimentando una epidemia de enfermedades sexuaesl transmitidas que se esté ampliando constantemente. En los años 60, el principio de la “revolución sexual,” las enfermedades dominantes relacionadas con la actividad sexual era sífilis y gonorrea. Hoy, hay más de 20 ETS extenso, infectando a un promedio de más de 15 millones de individuos cada año. 1 dos tercios de las ETS ocurre en personas de 25 años para abajo. 2 Cada años, 3 millones de adolescencias contraen un ETS; total, un cuarto de adolescencias sexualmente activas se ha contagiado. 3

No hay curación para las enfermedades virales sexual transmitidas tales como el virus humano de la inmunodeficiencia (VIH) y herpes, que toman su peaje en la gente a través de la vida. El Papiloma humano (HPV) —  tiene 6,5 millones de casos nuevos cada año, 4 y la causa de casi todo cáncer cervical es ésta y que mata a aproximadamente 4.800 mujeres por año 5 — y la  Clamidia, se asocia a la enfermedad inflamatoria pélvica que marca con una cicatriz los tubos de Falopio,  es la causa mayor y más rápida de la infertilidad.

Perceptiblemente, la investigación demuestra que el uso del condón ofrece relativamente poca protección (de “cero” a “alguno”) para el herpes y ninguna protección contra el HPV mortal. Una revisión de la literatura científica revela que, en promedio, los condones no pudieron prevenir la transmisión del virus del VIH — que causa el síndrome inmune de la deficiencia conocido como ayudas — entre 15 por ciento y 31 por ciento del tiempo. 6 que no debe sorprender, por lo tanto, que mientras que el uso del condón ha aumentado en los últimos 25 años, la extensión del SIDA ha continuado además levantándose. 7

Heritage.org

Heritage Foundation

With millions of dollars in sex-education programs at stake, it is not surprising that the groups that have previously dominated the arena have taken action to block the growing movement to abstinence-only education. Such organizations, including the Sexuality Information and Education Council of the United States (SEICUS), Planned Parenthood, and the National Abortion and Reproductive Rights Action League (NARAL), have been prime supporters of “safe-sex” programs for youth, which entail guidance on the use of condoms and other means of contraception while giving a condescending nod to abstinence. Clearly, the caveat that says “and if you do engage in sex, this is how you should do it” substantially weakens an admonition against early non-marital sexual activity.

Not only do such programs, by their very nature, minimize the abstinence component of sex education, but many of these programs also implicitly encourage sexual activity among the youths they teach. Guidelines developed by SEICUS, for example, include teaching children aged five through eight about masturbation and teaching youths aged 9 through 12 about alternative sexual activities such as mutual masturbation, “outercourse,” and oral sex. In addition, the SEICUS guidelines suggest informing youths aged 16 through 18 that sexual activity can include bathing or showering together as well as oral, vaginal, or anal intercourse, and that they can use erotic photographs, movies, or literature to enhance their sexual fantasies when alone or with a partner. Not only do such activities carry their own risks for youth, but they are also likely to increase the incidence of sexual intercourse.

In recent years, parental support for real abstinence education has grown. Because of this, many traditional safe-sex programs now take to calling themselves “abstinence plus” or “abstinence-based” education. In reality, there is little abstinence training in “abstinence-based” education. Instead, these programs are thinly disguised efforts to promote condom use. The actual content of most “abstinence plus” curricula would be alarming to most parents. For example, such programs typically have condom use exercises in which middle school students practice unrolling condoms on cucumbers or dildoes.

Heritage.org/Reserach/Family